NECESITO…

Necesito olvidar a los humanos

y cantar a los pájaros y flores

porque ellos no me causan sinsabores;

me recuerdan La Paz de los arcanos.

                   –     /.    –

Necesito olvidar a los humanos

porque destilan odios y rencores;

un rosedal, aromas y colores

y las aves trinando por los llanos.

                    –     /.    –

Embriagarme de paz y de alegría

semejante a quien cruza negra noche

y recibe la luz del nuevo día

                    –     /.    –

pletórica de amor, cual sinfonía

que apaga la dureza del reproche

al entonar, feliz, ¡ Ave María…!

–     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –

Anuncios

SOBRE MI TUMBA…

Sobre mi tumba quiero

Flores de nomeolvides,

coronas de azucenas

y Ramos de alhelíes

tiernos como la infancia,

dulces como el cariño,

y cantares que alejen

las tonadas sombrías.

          –     /.    –

Sobre mi tumba quiero

que suenen los arpegios

de baladas preciosas

y hermosas fantasías;

sobre mi hermosa tumba

yo no quiero sollozos,

porque son tan amargos,

porque son tan sombríos.

          –     /.    –

Sobre mi tumba quiero

que un tierno pajarillo

en una hermosa tarde

deje oír su trinar;

sobre mi tumba quiero

un sol hermoso y tibio

y la risa de un niño

que no tenga pesar.

          –     /.    –

Sobre mi timba quieo

que una blanca paloma

se pose, como símbolo

de paz y libertad;

La Paz de la materia

que rindió su tributo;

¡ la libertad del alma,

que acaba de volar…!

–     /.    –     /.    –     /.    –
( Mi teclado me da mayúsculas

donde no debe.)

AMIGA MUERTE.

Yo sé que llegarás, amiga muerte,

segando sin piedad la rosaleda;

se aquietará de pronto mi vereda

y el sol se ocultará, para no verte.

                    –   /.  –

Si de pronto te acercas, ¡ Qué gran suerte !

es como echar al aire una moneda

para jugar la vida que nos queda

y lograr, al momento, merecerte.

                    –   /.  –

Pero, seas bienvenida, amiga muerte;

si llegas en invierno o primavera,

si te muestras clemente, o fría y austera;

                    –   /. –

yo sabré en mi partida, comprenderte;

aunque me hagas saber, dura y postrera,

que la vida es tan sólo una quimera.

 –     /.    –   /.    –     /.    –     /.    –    /.    –

SEÑOR DESTINO.

Las jugarretas del señor destino

nos sumen en profundo desaliento;

cuando de tempestades es su viento

nos quedamos sin fuerzas y sin tino.

                         🌺

Semeja a veces, tango argentino;

en otras, bello vals con sentimiento

y bailamos vencidos por su aliento,

o admiramos el arte bizantino.

                        🌺

Por esto, mis respetos yo le ofrezco.

Pero escucho a los pájaros cantores

y le pido, gozar de sus favores…

                       🌺

Sé que este favor , no lo merezco;

pero toda negrura tiene flores

¡ y un arco iris lleno de colores.!

                     –   /.  –

¡ FELICIDADES, DOCTORES;

DAN CÁLIDA BIENVENIDA

AL HUMANO, EN SUS ALBORES

Y ACOMPAÑAN SU PARTIDA.!

                  – / –

MI ÁRBOL CAÍDO.

 ¿ Por qué, Señor, a mi árbol caído

no le llegan del sol, los resplandores

ni los aromas de preciosas flores

y si los mensajeros del,olvido.?

                    –   /.  –

Por qué, Señor, se siente tan vencido

y no recibe halagos ni favores?

¿ por qué no llegan pájaros cantores

para formar en él, precioso nido.?

                    –   /.  –

Ignoro tus designios. Los respeto;

pero mi humilde ser se mortifica

sin encontrar el riego que lo anime

                    –   /.  –

y goce la dulzura que redime;

tenga la voluntad que fortifica

¡ y supere al destino, con su reto.!

–      /.     –      /.     –      /.     –      /.     –

  

EL ALMA.

El alma es un jardín lleno de flores:

cuando todo revive, en primavera,

la rosa nos regala su quimera

y gozamos aromas y colores.

               🌹 🌹 🌹

Nos arrullan los pájaros cantores;

¡ es tan verde y hermosa la ribera !

y caminan muy juntos, a su vera,

Ensueños, ilusiones, sinsabores…

               ❤️ ❤️ ❤️

Las flores de la infancia son sencillas

y brotan con el canto de los niños;

las riegan sus ternuras y cariños…

               🌹 🌹 🌹

Y los viejos lloramos a hurtadillas

con mezcla de negruras y de armiños

y vemos a la muerte, con sus guiños.

–     /.    –     /.    –    /.    –     /.    –     /.    –

SOÑÉ…

Soñé que me llegaba al infinito

precedida de risas y contento

y dejaba camino polvoriento

por otro más tranquilo y exquisito.

                    –   /.  –

¡ Soñé que veía al mundo tan chiquito.!

en tanto, me embargaba el sentimiento

de saber que la vida es un aliento

que se apaga, tal un cirio bendito.

                    –   /.  –

Efímera es la flor, las ilusiones,

el ave que se eleva, majestuosa,

y esa tarde feliz y esplendorosa;

                    –   /.  –

pero hay algo que escapa a las razones:

es la Fé, sin alardes ni ostentosa

¡ existe en nuestro ser, esplendorosa.!

–     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –
            

DESDE MI ANCIANIDAD…

Desde mi ancianidad contemplo al mundo

con bodas y sepulcros, nacimientos;

inquietudes tan bellas como cuentos

y otras, cual un abismo, tan profundo.

                         –   /.  –

Desde mi ancianidad contemplo al mundo

que marcha por caminos polvorientos

sin colocar siquiera los cimientos

y no ser tan gitano y errabundo.

                         –   /.  –

Y pienso: que detengan su camino

porque todos llevamos en el alma

una perla exquisita, y su estuche

                    –   /.  –

es un canto de amor, es dulce trino,

es gozar el martirio con su palma;

¡ y que el Señor, nuestra plegaria escuche.!

–     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –

EL PODER DEL DINERO.

El poder del dinero. Su opulencia

nos lleva por caminos ilegales;

cantamos en su honor, marchas triunfales

y olvidamos ternuras y clemencia.

                    –   /.  –

Nos envuelve con gracia y elocuencia;

olvidamos lo bello de trigales,

nos azotan los vientos siderales

y no gozamos paz, ni la sapiencia.

                    –   /.  –

Es que la realidad nos apabulla,

tu valer es un peso en el bolsillo;

no importa resplandezcas de virtudes

                    –   /.  –

tampoco El Niño que la madre arrulla.

¡ se eres un redomado y rico pillo

siempre te llenarán de excelsitudes.!

–     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –

,( Mi tablet me da mayúsculas, done no debe.)

MI CIUDAD.

Te conocí, ciudad de mis amores,

cuando dejé mi pueblo en el Bajío

y tú y yo, sin sombras ni rencores,

crecimos a la par, dulce bien mío.

En tu Alameda, pájaros cantores

y en mi pecho el amor, tal bello río

las dos llenas de dicha y de ventura

con el bagaje libre de amargura.

               –   /.  –   /   –

Te conocí; me dije: será mía

porque siento que llena mis anhelos;

me gusta con sus trenzas de María

y las tersas mejillas con hoyuelos.

Por sus ojazos llenos de alegría

tan libres de rencores y desvelos;

porque tiene la pas de una paloma

y arrulla mi querer junto a la loma.

               –   /.  –   /.  –  

Te dejaste querer. Me sonreíste

a la sombra de un verde limonero,

pero aquella sonrisa que me diste

bajo el sol apacible de un enero;

siempre la guardaré, aún subsiste

cual perfume de regio pebetero

como queda prendido en lontananza

el lucero sin par de la esperanza.

               –   /.  –   /.  –

Tu belleza cantaron los poetas;

las serenatas de los trovadores

en plazuelas tranquilas y coquetas

turbaban la quietud con sus rumores.

En los alegre patios, las macetas

desbordantes de helechos y de flores

cobijando tu cielo mi ventura

y el alma rebosante de dulzura.

               –   /.  –   /.  –

Tu centro me brindó sus embelesos:

Palacio, Mercaderes, Catedral

con su coro de cantos y de rezos;

el Zócalo tan bello y sin igual.

Chapultepec con citas y con besos,

Bellas Artes, hermoso y cultural

y todas esas grandes avenidas

que son tan majestuosas y queridas.

                –   /.  –   /.  –

Pero vino un septiembre diecinueve

– el jueves que jamás olvidaremos –

de la mañana, siete diecinueve

y la misma rutina que tenemos.

Más de pronto; en tí, todo se mueve

y del ochenta y cinco quedaremos

unidos en tristeza y desencanto

porque pueblo y ciudad, sufrimos tanto…

               –   /.  –   /.  –

Han pasado los años, mi querida,

en la provincia está mi nueva casa

donde vivo feliz y agradecida

porque es tal una hermana que me abraza.

Pero tú eres mi tierra consentida,

el centro de mi espíritu y mi raza,

¡ soy tuya y jamás voy a olvidarte,

mientras viva, mi bien, he de adorarte.!

–     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –     /.    –